GuidePedia

0
Guaraní realizó su mejor partido en lo que va de la Copa Libertadores. Consiguió una victoria significativa, por 2-0, frente a Racing, campeón del fútbol argentino. Foto AP

UH - Fue Federico Santander, quien tuvo un fugaz paso por la Academia, el que ingresó y solamente precisó de seis minutos para fabricar una jugada sensacional. La definición, igualmente, fue estupenda, porque el Ropero se llevó el balón y envió un derechazo, pero la pelota pegó en el travesaño, cayó adentro y caprichosamente volvió afuera, sin embargo, el línea dos, Guilherme Camilo, mostró a su compatriota Heber Lopes, árbitro principal, que el esférico traspuso la línea de sentencia.

Racing se llevó la gran sorpresa e intentó reaccionar, pero se encontró con un equipo aurinegro muy bien parado atrás y con solvencia para el despeje de los balones que llegaban al área. Y cuando Racing comenzó a buscar la paridad, más bien con carácter que con buen fútbol, Marcelo Palau anotó un golazo desde fuera el área.

Guaraní planteó un partido inteligente. Nunca se desesperó y más bien se cuidó mucho del rival.


La Academia subestimó al Legendario por varios momentos, pero luego se llevó una gran sorpresa y cuando quiso reaccionar ya no lo pudo hacer a su estilo. La mejor virtud de Guaraní fue la paciencia para la creación de las jugadas, porque prácticamente todo el partido jugó con un solo delantero. 

El triunfo llega en un momento muy oportuno. Además de histórico (es la primera vez que le gana en la Libertadores a un equipo argentino) el resultado también lo ubica muy cerca de los octavos de final en la Copa.

Publicar un comentario

 
Top