GuidePedia

0

La Albirroja deja pésima imagen en despedida de Justo Villar



La Selección Paraguaya consumió este martes bocanadas de su realidad al caer de forma estrepitosa 4-2 frente a los suplentes de Japón en un amistoso disputado en Austria, que marcó la triste despedida de Justo Villar tras defender la portería albirroja durante casi dos décadas.  
Con Justo Villar, que se enfundó en Innsbruck por última vez la camiseta de la Selección Paraguaya, unos 11 minutos para luego ser reemplazado por Alfredo Aguilar —algo de tributo por sus servicios de casi dos décadas—, la Albirroja terminó cayendo en el amistoso disputado en Austria frente a Japón.

El combinado nacional dirigido de forma interina por Gustavo Morínigo ya mostró un comienzo titubeante en el primer tiempo, pero luego se asentó más contra el combinado alternativo de Japón y creó dos ocasiones importantes gracias a la participación del creativo Óscar Romero, el único que puede ser salvado en esta debacle.

El volante del Shanghai Shenhua de la Superliga China abrió el marcador en su segundo intento, tras un sombrerito y un remate rastrero que ingresó cerca de palo izquierdo de Higashiguchi cuando se disputaban 31 minutos del primer lapso. Con este resultado cayó el descanso.

En el complemento, el cuadro nacional bajó su rendimiento de manera ostensible para terminar dejando una imagen deplorable. Japón aprovechó esta coyuntura para marcar la igualdad con Takashi Inui, a seis minutos del reinicio. Paraguay no despertó con esa campanada y sufrió el segundo golpe por intermedio del mismo anotador asiático (62 m).

En un abrir y cerrar de ojos, el compromiso encontró a la Albirroja remando contra la corriente y sin sus ideas iniciales ante el mundialista asiático que postergó el tercer grito con Kagawa y compañía. Los cambios masivos, que permitió el debut del argentino nacionalizado Alejandro Romero Gamarra, empeoraron las cosas.    

Morínigo movió el banco de suplentes para buscar más peso ofensivo con los ingresos de Antonio Sanabria y Ángel Romero. Éste último marcó, pero fue anulado por posición adelantada. Esta situación se produjo de forma aislada debido a que la selección perdió el control de la situación y volvió a padecer un tercer gol, esta vez en contra, marcado por Federico Santander (77 m).  

  
En el último cuarto solo se vio el desconcierto de Paraguay en medio del despilfarro de los jugadores japoneses pese a que Richard Ortiz y Kagawa sentenciaron el 4-2. El amistoso internacional, el último de Japón antes de su debut en el Mundial de Rusia, solo dejó evidencias de lo mucho que debe trabajar la Albirroja para conformar un equipo competitivo de cara al futuro.

Publicar un comentario

 
Top