GuidePedia

0

Obispos y sacerdotes analizan la catequesis integral de adultos


SAN JUAN BAUTISTA. Obispos y sacerdotes de la región sur del país en un encuentro de confraternidad analizaron la catequesis integral para adultos, con base en el documento del Celam y que será implementada el año próximo.
El obispo de la Diócesis de Carapeguá, monseñor Celestino Ocampo, señaló que la nueva metodología de catequesis integral será enfocada a todos los adultos, en especial a los padres de familia, de modo que ellos puedan catequizar a los niños y jóvenes. Es un documento del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam).
El encuentro de confraternidad entre sacerdotes de las Diócesis del sur del país: Encarnación, Misiones y Ñeembucú y Carapeguá se realizó ayer y este martes, en el complejo deportivo de Benigno González situado en el barrio Yata'i, distrito de San Juan Bautista, Misiones.
Monseñor Ocampo señaló que cada año se realizan tres encuentros regionales. El primer encuentro, después de la Semana Santa, es de retiro espiritual; el segundo es de formación y de análisis de la realidad social y política; y el tercer encuentro, a fin de año, es de confraternidad y de planificación para las actividades pastorales del año que viene.
Participaron de la reunión con los sacerdotes dos obispos: monseñor Pedro Collar Noguera, de Misiones y Ñeembucú, y monseñor Celestino Ocampo, de Carapeguá. El obispo de Encarnación, monseñor Javier Francisco Pistilli, no pudo estar por motivos de compromiso en su diócesis.
Con relación al documento del Celam dijo que la idea es catequizar a todos los adultos en general, abarcando todas las dimensiones de la persona humana, la temporal, espiritual, social, política y cultural.
El hombre (mujer y varón) es un ser integral, de modo que la catequesis debe abarcar todas las dimensiones, indicó monseñor Ocampo.

LAMENTA NIVEL DE LENGUAJE

Monseñor Celestino Ocampo lamentó el lenguaje de las senadoras y senadores quienes entraron en discusión con expresiones muy bajas que denigra a la persona humana.
El Congreso Nacional es un lugar de debate de análisis donde se plantean los problemas del pueblo, pero la discusión tiene que ser con educación, decencia, con altura y de ninguna manera denigrante, manifestó monseñor Ocampo.
Lamentó que los congresistas, en especial algunos senadores y senadoras, utilizan el espacio de debate con un nivel muy bajo.

Publicar un comentario

 
Top