GuidePedia

0

“Si ella no se va, me voy yo”


Así se expresó el ministro Eduardo Petta sobre su viceministra Nancy Ovelar, en referencia a la crisis en el MEC por desacuerdos entre ambas autoridades. Mientras ella lo acusa de dictatorial, él le señala que su esposo tiene 7 rubros en forma irregular.
Un polémico cruce se dio entre el ministro Eduardo Petta y la viceministra Nancy Ovelar, quien salió al paso criticando el trabajo de la cabeza del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), Eduardo Petta, acusándolo de manejar la cartera de forma dictatorial y de cometer “graves errores” por desconocimiento del trabajo educativo.
Las diferencias entre ambas autoridades, que ya venían produciéndose durante una tensa calma desde que Petta asumió, explosionaron este viernes, tras la publicación de la portada del diario ABC Color en que se denuncia que el ministro contrató en el MEC a la que sería su cocinera.
Tras esto, la viceministra se expresó en otro medio diciendo que el ministro le impidió trabajar desde el inicio en aspectos técnicos de la educación y que incluso es inaccesible para reunirse y coordinar trabajos.
Por su parte, el ministro Petta afirmó que la molestia de Nancy Ovelar se debe a que José Casañas Levy, director anticorrupción del MEC, está investigando al marido de Ovelar, Carlos Gorostiaga, por ser fiscalizador del MEC y tener además 7 rubros docentes, en forma irregular, ya que el contrato no permite vínculos familiares.
Esto fue negado por la viceministra, quien dijo que su esposo es funcionario de la cartera desde hace años, que es un profesional y la docencia “es compatible” con su trabajo.
En cuanto a la denuncia sobre el contrato de su cocinera, Petta dijo que la mujer nunca fue cocinera particular de su casa, sino una señora a la que conoció un año atrás, cuando aún era candidato a gobernador, y que la contrató porque lo está ayudando “seriamente”a elabora el plan nutricional educativo.
El ministro anunció que seguirán las investigaciones al marido de la viceministra y contra todo tipo de corrupción en el MEC y sugirió a Ovelar “ser madura” y “acatar las investigaciones”.
Ante la insistencia de las consultas sobre si pediría la salida de Ovelar, dijo que “sin impunidad no podemos seguir” y añadió que “si se mantiene en esa posición de no ser abierta a la transparencia, me parece que debería dar un paso al costado. No es saludable que la cabeza esté dividida”.
Expresó que no discute el hecho de que Ovelar sea una brillante profesional de su área y que no tiene problemas en seguir trabajando, pero resaltó que “hay conflicto de intereses”.
Comentó también que charló con el presidente de la República sobre el asunto y que le puso su cargo a disposición para zanjar la crisis, pero que este le dijo: “Usted continúe”.
Se le consultó qué le respondió el mandatario sobre la viceministra, a lo que se limitó a decir: “No le pregunté por Nancy”.

DESCARGO DE OVELAR

Por su parte, la viceministra se descargó a través del Twitter con un post en que expresaba: “Podes ser soberbio pero no arrogante. El arrogante siempre es cobarde y vanidoso necesita la complacencia de los demás porque carece de la suya. No conoce el amor! Persigue la aprobación como sea, mediatizando falsedades sin importar a quien va pisando en su carrera egolatra! (sic)”.
Tras esto, conversó con una radio local y expresó que Petta incluso le llegó a cuestionar que haya hablado en guaraní en un programa de televisión.
Lamentó que incluso desde antes de asumir ya se empezaron a sentir asperezas entre ambos y dijo que su sueño era formar un gran equipo con el ministro, así como lo había anunciado el presidente de la República cuando los nombró a ambos.
Dijo que le duele mucho la intención de ensuciar la imagen de su esposo y pidió que se investigue a su familia, pues no sienten temor, ya que “toda la vida fuimos personas de trabajo”.
Recordó que el ministro incluso le cerró chances de nombrar a personas de su confianza para el área técnica y poco a poco la fue aislando.
Dijo que buscan enlodar a su esposo porque “no encuentran nada mío”.
Enfatizó que puede “lidiar con el desconocimiento del área” de Petta y con “que me ningunee”, pero que no tolerará que manchen la honorabilidad de los suyos.
Recalcó que en el MEC existe la figura del técnico pedagógico que es compatible con el rubro docente y en cuanto a su sobrina Fátima Estigarribia Ovelar, reconoció que trabaja en el MEC como nutricionista, pero que “entró en la época de Lugo” y negó que haya exigido en algún momento que su familiar asuma la jefatura del área, como afirmó Eduardo Petta.
Al consultársele si considera renunciar, dijo que seguirá trabajando. “Voy a seguir trabajando como lo estoy haciendo, no puedo dejar todo lo que empecé. No tengo por qué renunciar”, aseveró.
Cuando se le preguntó cómo reaccionaría si el ministro decide desvincularla, se limitó a señalar: “Él es libre de tomar una decisión”.

Publicar un comentario

 
Top