GuidePedia

0

Tras 11 años de litigio, concluyó proceso de adopción de una niña


A un mes de cumplir el triste récord de 12 años de duración, finalmente concluyó el proceso de adopción de una niña. La sentencia, casi un trofeo para la familia, representa la inoperancia de un Poder Judicial insensible a las necesidades de la niñez e indiferente al superior interés del niño.
Si bien el expediente de adopción propiamente dicho se inició este año, es el corolario de un extenuante proceso iniciado ya en el año 2007, léase medida de protección, pérdida de patria potestad y guarda.
La niña nació en octubre del 2005, y en menos de un mes fue derivada a un hogar, donde la conoció la voluntaria que en el 2006 solicitó su guarda, concedida en el 2007 por la jueza María Rosa González.
Los propios médicos del hospital en que nació dieron aviso a la justicia de que la niña estaba en peligro, pues la madre tenía problemas mentales y era muy agresiva.
En el año 2007, el Centro de Adopciones recomendó su entrega en adopción, tras constatar la imposibilidad de reinsertarla en su familia.
Pese a toda esa coyuntura favorable, pues hasta la propia abuela materna declaró en audiencia ante la Justicia que no estaba en condiciones de tener a la niña, el proceso avanzó a paso de tortuga.
La defensora de la Niñez que intervino en el caso, Bettina Ovando, responsabilizó a la familia guardadora por no impulsar el proceso. Recordó que hubo dificultad para lograr el consentimiento de la madre biológica por insania y también para corroborar su fallecimiento, que se produjo en el 2015, pero recién este año se agregó al expediente el certificado correspondiente.
De más está decir que es obligación del magistrado velar por el cumplimiento de las disposiciones legales vigentes, y no es posible ni aceptable que tenga un expediente “en trámite” durante 11 años, en espera de que sea impulsado por una de las partes.
La Corte ordenó auditoría
El 25 de junio pasado, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Dr. José Raúl Torres Kirmser, encargó a la Dirección General de Auditoría de Gestión, que preside Mario Elizeche, auditar el dilatado proceso impulsado por un matrimonio para adoptar una niña, ante el juzgado de la Niñez del tercer turno, a cargo de la jueza María Rosa González. Fue luego de que nuestro diario publicara el caso. 
La niña nació en el 2005, y desde el 2007 está con la familia. La auditoría debía verificar el trámite que tuvieron los juicios de medida de protección, el de pérdida de la patria potestad y declaración de estado de adoptabilidad y el de adopción. Hasta ahora se desconoce el resultado.

Publicar un comentario

 
Top